¿Cuáles son las principales causas de la calvicie?

La calvicie. Algo que tanto tememos, pero que está a la orden del día. Un porcentaje elevado de varones la sufren, y frente a la cual, a pesar de que tradicionalmente se ha pensado no haber solución, contamos hoy en día con diversas alternativas. Existen varios tratamientos naturales, que aportando distintos nutrientes, retrasan la caída del cabello, o estimulan el crecimiento del que todavía queda. A nivel farmacológico, medicamentos como el finisteride, ketoconazol o el minoxidil pueden ser grandes aliados (fortalecen el cabello existente de manera que potencian su crecimiento, a la vez que evitan su caída), así como la nueva revolución de los tratamientos capilares: los trasplantes. Estos consisten en la solución idónea, ya que permiten a una persona “repoblar” las áreas calvas de su cabeza con cabellos propios. Se extraen dichos cabellos de aquellas zonas de la cabeza donde la persona presenta mayor densidad de pelos, y se insertan en las zonas rasas. Es la manera más cómoda de presentar un aspecto muy natural. Además, el mercado cuenta con cosméticos capilares también de carácter natural que ayudan a que estos trasplantes parezcan más naturales incluso. Se trata de unas pequeñas fibras que se adhieren al cabello ya existente de la persona, adaptándose al color y grosor de cada una de ellas, de manera que “camuflan” los huecos que la falta de cabello pueda causar, ayudando también en caso de trasplantes, a que no se vea la zona donde queda la cicatriz.

Entonces…¿ cuáles son las principales causas de la calvicie?

La calvicie, o también llamada alopecia androgenética, sucede cuando el folículo piloso que produce el cabello se va estrechando poco a poco hasta que es tan fino que ya no produce pelo. No obstante, el folículo sigue vivo, pero es incapaz de fabricar más cabello. Simultáneamente, los pelos que ya existían, han crecido tan débiles que caen, con lo que aparecen claros y zonas rasas en la superficie de la cabeza. Es un proceso lento y paulatino, y que afecta sobre todo a la zona frontal y superior de la cabeza de los hombres, mientras que los lados y la zona inferior suelen conservar el cabello.

En la mayoría de los casos, el factor es hormonal: debido a los andrógenos y a la testosterona, que mediante ciertas enzimas se convierte en dihidrotestosterona, acelerando el ciclo de vida de producción del cabello de manera que éste finaliza más pronto de lo debido.
No obstante, la calvicie sucede debido a diversos factores:

– Genética. Es la causa más frecuente. Hoy en día, existen test y pruebas basadas en análisis de la saliva, que pueden determinar con antelación la presencia de genes que producirán calvicie o alopecia en el individuo.

– Edad. La calvicie forma parte del proceso de envejecimiento. El ciclo de producción del pelo se agota y los folículos se deterioran, fabricando así menos cabello. Es algo natural, por lo que no debe generarnos preocupación.

– Estrés, cansancio, depresión o factores psicológicos. Estos motivos alteran las glándulas como la tiroides, hipófisis o glándulas suprarrenales, con lo que su funcionamiento se altera y puede afectar al funcionamiento del folículo y ciclo de formación del cabello.

– Desnutrición. La síntesis del cabello requiere proteínas, por lo que si nuestra alimentación presenta un déficit de las mismas, por mucho que el folículo piloso funcione a la perfección, no podrá fabricar un pelo condiciones, con lo que éste crecerá pobre y fino, y tenderá a caer. Por tanto, se requiere una dieta rica en minerales como el hierro, cinc, ácidos grasos y biotina; que se encuentran en carnes, pescados, huevos y vegetales verdes.

– Fármacos. La ingesta de determinados fármacos como los antidepresivos bloquean el crecimiento del pelo.

– Stress físico. Cuando el organismo sufre fiebre, o grandes hemorragias, el ciclo de crecimiento del pelo se interrumpe, provocando la caída del mismo.

– Trastornos dermatológicos. Cuando el cuero cabelludo sufre alteraciones que dan lugar a seborrea, prurito, quemazón, descamación, infecciones del mismo cuero, dermatosis cutáneas; la formación del cabello se detiene, con lo que puede dar lugar a calvicie, o a pequeñas áreas de esta.

– Tratamientos químicos. Existe otro motivo importante para la calvicie. Se trata de las llamadas calvicies cicatriciales, en las que el motivo por el cual no se produce pelo, es porque el folículo piloso desaparece o se destruye. Esto ocurre en casos como en los que se aplica quimioterapia al paciente, o éste ha sufrido accidentes, quemaduras, accidentes o traumatismos en la zona de la cabeza. En ocasiones también sucede como efecto secundario a una operación quirúrgica.