Daños que provoca fumar a la salud capilar

Sabemos que el tabaco tiene efectos negativos sobre nuestra salud y en la calidad de vida general de todo nuestro cuerpo, y por consiguiente esto también se hace latente en el cabello. Y es que todas las sustancias tóxicas que contienen los cigarrillos, además de afectar al envejecimiento de la piel, afectan al estado del pelo haciendo que pierda su vitalidad natural e incluso repercutiendo en su crecimiento.

Fumar tiene efectos muy negativos en la adecuada nutrición del cabello. Y es que el tabaco ocasiona lo que se denomina vasoconstricción, lo que se traduce en una reducción de la circulación sanguínea, de tal manera que tanto las vitaminas como los nutrientes necesarios que se encargan de mantener en buen estado el bulbo piloso tienen dificultad para llegar hasta él. Es por ello que el pelo empezará a verse más apagado y sin vida.

La nicotina es uno de los grandes enemigos del cabello. Como hemos indicado, su consumo impide el adecuado funcionamiento del folículo piloso y, por ende, el crecimiento del cabello. Además se ha demostrado médicamente que las sustancias que contienen los cigarrillos provocan alteraciones hormonales en la mujer, ocasionando la aparición de sequedad y atrofia en el cuero cabelludo lo que favorece la caída capilar.

Otro de los efectos del tabaco en la salud es la reducción del aporte de oxígeno a los tejidos, y este factor es uno de los que más influencia tiene en la caída del cabello prematura. Esto provoca también que se disminuya la cantidad y calidad de la producción de colágeno y elastina, sustancias imprescindibles para mantener tanto la juventud de la piel como del pelo.

No debemos olvidar que el humo del tabaco también afecta al pelo a nivel externo. Las sustancias tóxicas que desprende se acaban acumulando en el cabello lo que da lugar a importantes cambios físicos como mayor sequedad y falta de brillo.

Ahora que tienes conocimiento sobre cómo afecta el tabaco al pelo, sin duda el mejor consejo para evitar que la salud del mismo se vea resentida de forma prematura y no se vea bonito, es el de dejar fumar.