Los riesgos y problemas del trasplante capilar en el extranjero

¿Le tienes temor a peinarte? ¿Sufres de pérdida abundante de cabello? Si tus respuestas son sí, entonces es muy probable que hayas pensado en solicitar un trasplante capilar.

Es muy posible que te hayas visto tentado a adquirir esta operación en el extranjero, ya que suele ser una oferta más económica, pero… ¿conoces los riesgos que implica?

Principales problemas del trasplante capilar en el extranjero

Normalmente, los países externos a la UE no requieren de las mismas medidas para el personal sanitario, lo que implica arriesgarnos a ver reducida en gran medida la calidad de los servicios ofertados.

Falta de formación y tratamiento contra la alopecia o calvicie

Para tratar la alopecia o calvicie se requiere de una formación elevada, lo que en países como Turquía, no es necesario.

Por tanto, podemos estar seguros de que no vamos a recibir ningún tipo de seguimiento tras la operación, al contrario que ocurre en España.

Desinformación y falta de seguridad: La tecnica FUE

Actualmente en países como la mencionada Turquía, ofertan sistemas de injertos capilares muy eficaces como la tecnica FUE a precios mucho más baratos del habitual.

Cuando te ofrezcan ofertas desorbitadas como es este caso, huye, no te lo pienses dos veces. Llevar a cabo este tipo de sistemas de trasplante requieren de equipación, educación y medidas adecuadas.

En países extranjeros es común que se aprovechen de la falta de conocimiento del paciente y se salten o directamente no cumplan estos requisitos, poniendo en peligro tu salud capilar.

En conclusión, tu salud es lo mas importante. Aceptar un trasplante capilar de esta magnitud puede suponer un precio algo elevado, pero las consecuencias de realizarlo en el extranjero pueden suponerte a la larga un coste mucho mayor. Además, arreglar los trasplantes mal realizados es un proceso incómodo y en algunas ocasiones puede resultar vergonzoso para algunos pacientes.