¿Por qué se produce la alopecia androgenética?

El origen de la caída del cabello tiene factores genéticos y hormonales y es el resultado de la distribución predeterminada por la genética de los folículos pilosos con sensibilidad a los andrógenos y derivados.

Factor genético

La calvicie androgénica se transmite por un gen autosómico dominante que afecta más al sexo masculino que femenino. El gen receptor de andrógenos se encuentra en el cromosoma X y tiene dos variantes: A y G. Los hombres que tengan la variante A son de bajo riesgo ya que más del 70% no padecerá una calvicie común, mientras que los hombres con la variante G tienen más del 70% de posibilidades de perder el pelo.

En la pubertad comienza un proceso bioquímico por el cual los folículos pilosos de algunas áreas presentan más sensibilidad específica a los andrógenos.

Las áreas que presentan mayor sensibilidad a estas hormonas están localizadas en la parte central del cuero cabelludo abarcando la coronilla, la parte media y frontal.

Factor hormonal

Anatómicamente, en toda la superficie de la piel donde se incluye el cuero cabelludo se encuentran las unidades pilosebáceas androgénica-dependiente
(folículo piloso y glándula sebácea) que poseen receptores específicos.

Los cabellos responden a la acción de los andrógenos por una disminución del crecimiento, que dará una calvicie androgénica. En el hombre la testosterona es segregada por los testículos y las glándulas suprarrenales. En la mujer la testosterona tiene su origen en ovarios y en las glándulas suprarrenales.

Mecanismo de acción

La etiopatogenia de la calvicie androgénica tiene esta secuencia: los cabellos tienen una predisposición genética y las áreas afectadas están predeterminadas. Sólo en los varones predispuestas genéticamente se inicia el proceso de calvicie androgénica.
En los hombres el 5% de la testosterona es sometida a una reducción para formar la dihidrotestosterona, que influye en la formación de los genitales externos masculinos, y en el adulto actúa como el andrógeno principal en la próstata y folículos pilosos.

En el interior de las células del folículo piloso la testosterona y la androstenediona sufren la acción de una enzima llamada aromatasa citocromo P 450, que la transforma en estradiol. Gracias a ese mecanismo disminuye la cantidad de testosterona y de dihidrotestosterona intracelular, lográndose la protección del folículo piloso y la prevención de la calvicie.

En el hombre los folículos pilosos de la región frontal y coronilla tienen la mitad de la cantidad de aromatasa en relación de la región occipital del cuero cabelludo. Esto determina que el inicio de la calvicie masculina sea la zona medial.

En la mujer, en cambio, presenta 6 veces más de concentración de aromatasa en la región frontal que el hombre que padece calvicie.
Esa diferencia en el mecanismo hormonal que tiene el hombre con la mujer es la razón que la calvicie androgénica en la mujer mantiene la línea de implante frontal, y en el hombre dicha calvicie comience en la línea de implante frontal.

(El Dr. Ramiro Yane es especialista en trasplante capilar en el Hospital Mesa del Castillo. Garantía de resultados. Seguimiento de 18 meses sin coste tras la intervención. Miembro de la ISHRS y en continua formación.)

Fuente: Salud 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *